Inicio Educación Crear ciudadanos globales frente a ciudadanos patrióticos

Crear ciudadanos globales frente a ciudadanos patrióticos

el reto del siglo XXI

Los graves problemas sociales y ambientales de nuestro mundo se hacen cada vez más evidentes y urgentes. El calentamiento global, el agotamiento de muchos recursos básicos, la situación de hambre y pobreza de una gran parte de la humanidad, las graves desigualdades que generan guerras y flujos migratorios, son cuestiones que sólo pueden ser entendidas desde una dimensión global, pero que muestran a diario sus consecuencias a escala local.

La sociedad espera de la escuela que contribuya a educar al alumnado para ser activo y participativo socialmente, pero la escuela actual no puede responder adecuadamente a este requerimiento, porque es un sistema antiguo y obsoleto, ajeno a las pautas culturales del alumnado y centrada en la transmisión de unos contenidos distantes de los graves problemas del mundo. Sin embargo la sociedad exige al modelo escolar que eduque para la paz y la convivencia, para el respeto al medio ambiente, para la salud y el consumo responsable, para la igualdad de género, y también para la participación social.

Además, gran parte de los contenidos manejados habitualmente en la enseñanza resultan excesivamente teóricos, fríos y desvitalizados, de forma que es difícil imaginar que ese conocimiento, sin más, pueda ser útil para entender los problemas reales y para intervenir en el mundo en el que viven los alumnos.

Reformulación currículo escolar

Para transformar este panorama, habría que realizar una profunda reformulación de la organización del currículo escolar, al menos en relación con el tratamiento de estas temáticas: los problemas sociales deberían pasar a jugar un papel central en la organización de los contenidos.

Formación específica de los docentes

No obstante, la mayor parte de los docentes de los diversos niveles educativos carecen de una formación específica y sólida en el campo de la participación social o ciudadana. La introducción de cambios educativos importantes en el currículo no puede realizarse sin una renovada formación del profesorado en el mismo sentido. Educar para la participación requiere una serie de competencias profesionales contempladas desde la didáctica de las ciencias sociales para favorecer el desarrollo del pensamiento social, para enseñar a afrontar los problemas sociales, para ayudar a construir una opinión o un juicio sobre temáticas controvertidas, para orientar acerca de los procesos de toma de decisiones, para favorecer el trabajo cooperativo, en definitiva, para enseñar a participar con todas sus responsabilidades e implicaciones.

Claves para educar en la participación social

Por eso proponemos algunas claves que pueden ayudar a maestros y formadores a potenciar actitudes participativas y valores democráticos, así como enseñar a aceptar las diferencias y a pensar en clave inclusiva:

  • Potenciar en los contenidos y currículos la enseñanza de competencias, recursos y posibilidades en materia de participación ciudadana y valores colectivos y democráticos.
  • Relacionar más directamente los contenidos con los problemas sociales y ambientales de la comunidad.
Ciudadanía global frente a ciudadanía patriótica

La ciudadanía o participación social en la que hoy se tendrían que educar nuestros alumnos y alumnas debería tener un carácter diferente del que han tenido los intentos convencionales de educación cívica. Propugnamos una ciudadanía global, que habría de superar tres aspectos básicos: los límites de las patrias; los de los ámbitos educativos convencionales; y los límites entre educación, formal, no formal e informal.

Hablamos, por tanto, de una “ciudadanía planetaria”, frente a la idea de “ciudadanía patriótica”, profundamente arraigada en la sociedad y fomentada desde la escuela tradicional; porque las realidades actuales de nuestro mundo exigen, más que nunca, respuestas a escala planetaria, que superen las estrechas fronteras de cada país o territorio, ya que vivimos en una sociedad globalizada que se enfrenta a una grave crisis ambiental y social, que necesita una respuesta global.

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Tu correo electrónico no se publicará