Inicio Salud El ajedrez para niños con TDAH

El ajedrez para niños con TDAH

Terapia alternativa para los niños con este trastorno.

TDAH, Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, se detecta en la infancia de muchos niños y  conlleva que sean impulsivos, hiperactivos, que se distraigan con mucha facilidad y que sientan aversión por las actividades diarias o monótonas.

Los padres de niños con TDAH buscan, desesperadamente, actividades que consigan la atención y el interés de sus hijos. Curiosamente una de las actividades más lentas, monótonas y que implica esfuerzo mental sostenido como el juego de ajedrez lo ha conseguido. Y podría parecer contra-intuitivo por las características que definen a este juego, pero ya se ha constatado que resulta  ser una terapia con resultados reales.

Los profesionales suelen recomendar a las familias con hijos que padecen TDAH actividades o juegos que no requieran demasiada concentración. El uso del ajedrez, sin embargo,  se lleva a cabo como una herramienta terapéutica complementaria; es decir, el paciente debe estar bajo seguimiento médico especializado y saber que se ha de adecuar el esfuerzo mental a las posibilidades reales del mismo. Además, el profesor o monitor de ajedrez ha de ser capaz de adaptar su enseñanza a las características del menor con TDAH.

Para conseguir progreso con el ajedrez como terapia,  se tendrá que introducir en el momento idóneo: cuando el niño esté estable y sepa cómo gestionar su trastorno. Esta actividad será un  complemento, no un sustituto de medicinas.  Además, para tener éxito con esta técnica se deben llevar a cabo clases muy prácticas, donde el cambio de actividad y de materiales es fundamental para no perder la atención del alumno. Como también lo es la motivación y el trabajo en equipo.

¿Qué beneficios tiene el ajedrez en los niños con TDAH?

  • Mejoras a nivel matemático y lingüístico.
  • Mejora de la inhibición de respuesta: Controlan su impulsividad además de desarrollar la capacidad de tomar decisiones de manera más reflexiva. 
  • Mejora de los síntomas nucleares del TDAH: Mejoran los síntomas cardinales del trastorno; la capacidad de atención y concentración.
  • Mejoras cognitivas: Desarrollan una amplia memoria fotográfica, recursos posicionales, memoria de trabajo...
  • Genera nuevos hábitos: Parece algo muy simple, pero ayuda incluso a la mejora del comportamiento en casa. Aceptar mejor las normas en todos los ámbito de su vida.
  • Mejora de las competencias sociales: Se desarrolla la capacidad de sociabilizar, de establecer contacto y amistad con los demás niños de su edad, de mostrar interés en la gente que les rodea.

 

 

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Tu correo electrónico no se publicará