Inicio Salud y psicología ¿Existe una edad legal para dejar solos a los niños en casa?

¿Existe una edad legal para dejar solos a los niños en casa?

¿Es un delito?

Cada niño o niña tiene un desarrollo único y diferente y eso hace complicado el determinar qué edad es la más adecuada para quedarse solo en casa. Un estudio realizado por la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria cuyo título es “Accidentes de la población infantil española”, indica que el 9,1% de los menores de 12 años se quedan en casa solos y que de estos el 5% tiene menos de cuatro años.

La ley española no determina una edad mínima en la que se regule la posibilidad de dejar a un menor solo en una vivienda como causa de delito, no obstante el artículo 172 del Código Civil afirma que se puede considerar desamparo las acciones de los progenitores o tutores legales del menor «si produce de hecho o a causa del incumplimiento, o del imposible o inadecuado ejercicio de los deberes de protección establecidos por las leyes para la guarda de menores, cuando estos queden privados de la necesaria asistencia moral o material

¿Puedo dejar a mi hijo en casa solo?

De esto se interpreta que si la ley considera que los padres han incurrido en  el desamparo de sus hijos al dejarlos solos en casa cuando los menores no están capacitados para ello, se puede llegar a acabar en pena de cárcel o pérdida de la tutela sin que sea necesaria la existencia de una edad concreta ni determinada.

NSPCC (Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad a los Niños) en Reino Unido informa que cada año se producen más de 500 condenas a progenitores, en ese país, por desamparo en el hogar a niños de entre 15 meses a 15 años. Esta misma sociedad aconseja no dejar a ningún niño menor de 4 años sin tutela ni siquiera para salir un momento a la calle. También recomienda no dejar solo por la noche a menores de 16 años y que la capacidad para llegar del colegio solo y esperar varias horas a que regresen sus padres, es algo que se consigue en niños de a partir 12 años de edad.

Estas medidas no contemplan las capacidades de los niños por ejemplo a la hora de poder hacer una llamada, o solicitar auxilio,  sino el sufrimiento que supone el estar solo ante una situación de peligro.

Si queremos dejar solos a nuestros hijos deberemos hablar con ellos, preparar lista de teléfonos a quien llamar en caso de urgencia, acondicionar el espacio para que no hayan objetos peligrosos, inflamables o tóxicos en el entorno y programar nuestro tiempo de ausencia en función de la madurez del niño. Para ello, hay que educarlos en la autonomía y la autoconfianza desde los primeros años creando espacios de juegos en grupo y  otros  para estar solos. Y por supuesto, teniendo sentido común como responsables.

Fuentes: 

Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria

NSPCC ( Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad  a los Niños)

 

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Tu correo electrónico no se publicará