Inicio Salud Bisexualidad en la adolescencia

Bisexualidad en la adolescencia

Un mito mal fundado

"Cada uno se construye de la forma que quiere dependiendo de sus experiencias de vida"

No es extraño hoy día encontrar entre los mentideros de internet titulares de noticias y reportajes donde se habla de la bisexualidad como una moda. ¿Es la bisexualidad la última moda entre los jóvenes? El bisexualismo: ¿Moda o condición para los jóvenes?

La bisexualidad no es una moda, ni tampoco un periodo de tránsito de cara a otra etapa.

La bisexualidad no es un invento de ahora. El día de la bisexualidad coincide con el de la muerte de Freud, 23 de septiembre, intelectual que defendió la existencia de orientaciones sexuales distintas a la heterosexualidad y la homosexualidad entre los siglos XIX-XX.

Es cierto que en la actualidad los jóvenes se expresan con mayor libertad, pero esto no significa que las orientaciones sexuales entre los adolescentes sean diferentes a las de generaciones anteriores. Los logros y conquistas sociales de las últimas décadas junto a la cada vez mayor integración a nivel mediático de referentes de género han propiciado un terreno donde los jóvenes pueden expresar su orientación sexual con mucha más libertad de la que tuvieron sus padres, pero no por ello ha de entenderse la bisexualidad como una moda.

Silvia Morell, del Servicio de Asesoramiento Psicológico del Casal Lambda de Barcelona, explica que "la bisexualidad es la orientación más mal tratada de todas. Desde el punto de vista de la heterosexualidad la consideran como aquella donde el individuo no se define. Desde la homosexualidad se piensa que la razón es que no se tiene valor para reconocer la orientación. Y esa carga hay que tenerla en cuenta."

¿Cómo entender la bisexualidad?

Hay que tener claro que existen dos puntos de vista, y dependiendo desde cuál se mire, esta se entenderá de una u otra manera.

  •  El punto de vista clásico. Esencialismo:

Defiende que existen una serie de categorías que coinciden con las diferentes orientaciones sexuales. Así están la homosexualidad, heterosexualidad, bisexualidad, pansexualidad o asexualidad, y todos los individuos pertenecen a una de ellas.

Silvia Morell sostiene que la visión clásica genera un modelo en el que "uno tiene que definirse, y así comienza el primer problema para las personas. Si no eres una u otra cosa entonces piensas que tienes un problema."

  • El punto de vista moderno. Constructivismo:

Esta corriente surge como oposición y crítica a la teoría clásica al considerar su modelo de sexualidad una construcción donde a algunas personas se les hace imposible encontrar su espacio. Así, la teoría Queer, lo que postula es que no existen categorías, y que hay que destruir esta construcción para formular otro modelo de sexualidad nuevo.

Esta es la hipótesis desde la cual el mundo académico y profesional trabaja a día de hoy, que en palabras de la psicóloga Silvia Morell significa que "cada uno se construye de la forma que quiere dependiendo de sus experiencias de vida y de lo que desea, y de cómo quiere identificarse."

 

 

Más información: 

- Casal Lambda  (Centro asociativo, de encuentro, orientación, documentación e investigación)

- Sida Studi

Monográficos sobre bisexualidad

- Instituto Kinsey: La escala de Kinsey

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Tu correo electrónico no se publicará